Menu

La eterna improvisación

Este fragmento del cuento nació el 31 de diciembre de 2015…

Luego de un año que me revolvió internamente una y mil veces, brindándome una mezcla entre las más hermosas y las más desagradables experiencias de mi vida, el 2016 me brinda la oportunidad de reencontrarme con mi amada naturaleza para entregarme a ella, por 3 meses, en La Reserva Nacional de Paracas. De ahí, el rumbo guía hacia mi amada Oxapampa por el tiempo que allá me quieran en sus aposentos. Así que me interno a inspirarme, a yoguear y a sanar esos fragmentos de mi Ser que ya no se reconocen luego de tantas transformaciones.

Cierro el 2015 infinitamente agradecida de las mágicas personas que el 2015 ha presentado en mi vida, en especial a Hypnos, quien ha sido mi espejo, sueño y compañero (de este trayecto) con quien lo absurdo se volvió alegría y lo hermosamente imposible se manifestó… a quien mi corazón eternamente le pertenece… el tiempo y el viento dirán el resto.

0 Comentarios

Deja un comentario


1 × uno =